Tartiere Auto

Consejos para conducir con sol

16 de junio de 2020

Estamos a punto de estrenar el verano y con él, aunque este año no sabemos cómo serán, llegan los viajes vacacionales. En esta época es muy habitual conducir con sol, algo que es muy molesto y que puede afectar peligrosamente a nuestra conducción.

Las horas del amanecer y el atardecer cuando el sol está muy bajo, son peligrosas porque nos podemos deslumbrar con facilidad. Pero el resto del día, también puede ser muy cansado ya que estaremos conduciendo con un alto nivel de luminosidad que afecta mucho a los ojos.

En Tartiere Auto queremos que todos tus viajes sean lo más seguros posible y por ello, te damos algunos consejos para conducir con sol y que te afecte lo menos posible.

Utiliza gafas de sol

Aunque parezca de cajón, más del 20% de los conductores no llevan nunca gafas de sol cuando están al volante y, el 70% de las gafas vendidas en España no cuentan con una protección homologada lo que hace que los ojos no tengan la protección adecuada y la visión no sea tan clara.

Otra buena elección, a parte de comprar gafas polarizadas que reducen los reflejos y con el sello CE, es que los cristales sean azulados que nos ayudan a tener una mejor percepción del entorno y de la carretera.

Cuando entremos en un túnel o en una zona oscura, es muy importante que retiremos las gafas de sol de los ojos, ya que si no, perderemos mucha visibilidad.

Reduce la velocidad o detente

Si nos vemos deslumbrados por el sol, nunca debemos frenar en seco, lo ideal es mantener la trayectoria reduciendo considerablemente la velocidad.

Si el deslumbramiento es continuo porque tenemos el sol de frente, lo más recomendable es detenerse unos minutos hasta que el sol suba un poco o cambio de dirección.

Lleva las luces puestas

Aunque sea de día y la visibilidad sea buena, llevar las luces puestas ayudará a que el resto de conductores vean tu vehículo con más facilidad por lo que es muy recomendable.

El parasol, sólo cuando sea necesario

El parasol abatible y movible es un gran aliado a la hora de protegernos de los deslumbramientos del sol. Ya sea cuando lo tenemos de frente o incluso, si el sol nos refleja desde el lateral por la ventana del piloto, podemos soltarlo y colocarlo protegiendo esa zona. Sin embargo, lo ideal es que sólo lo utilicemos en casos en los que es realmente necesario porque nos reduce el campo de visión.

Por otro lado, también es importante que lo abramos correctamente ya que llevarlo abierto a medias puede ser peligroso en el caso de sufrir un frenazo, podemos golpearnos con él.

Descansa cada poco

Conducir con mucha claridad es muy cansado para la vista, por eso, si realizamos un viaje largo las paradas regulares para descansar tienen una mayor importancia que en otras ocasiones.

La luna delantera limpia

Tener la luna delantera en perfectas condiciones es siempre importante pero, al conducir con sol mucho más ya que la suciedad puede hacer que suframos deslumbramientos y que se reduzca nuestro campo de visión. Antes de un viaje largo, limpia bien los cristales delanteros o incluso, cuando paras en una gasolinera para repostar.

En Tartiere Auto queremos que viajes seguro




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, así como la adaptación de nuestra oferta comercial, así como mejorar su experiencia de usuario en función de su perfil, basado en su comportamiento y sis preferencias personales, así como del uso que haga de los productos o servicios o de las páginas visitadas. Si continúa navegando y/o acepta el presente aviso, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies y nuestra Política de Privacidad.

Acepto