¿Diésel y ECO? Con Audi es posible

15 de mayo de 2019

¿Es posible tener un coche con motor diésel y que además cumpla con todas las especificaciones para llevarse la etiqueta ECO? En Audi nos encantan los retos, y algo que muchos veían como una ilusión, es una realidad. Varios modelos de la marca, como son el Audi SQ5 TDI, Audi S7 Sportback, Audi S6, Audi S5 o el Audi S4 TDI son vehículos que enamoran no solo por sus líneas, por la tecnología, la conectividad o el confort en la conducción, sino porque han roto barreras. Coches con motores 3.0 V6 diésel de alto rendimiento o V8 4.0 TDI que van señalados con la etiqueta ECO.

Motor 3.0 V6 diésel de alto rendimiento

El nuevo motor 3.0 TDI está más que evolucionado en muchos aspectos. Solo hay que echar un ojo a los nuevos Audi A5 y Q5, en los que el V6 genera una potencia de 210 kW (286 CV) y un par máximo de 620 Nm, este último entre 1.500 y 3.000 rpm. Cuenta con 6 cilindros con 2.967 cm3 formando entre sí un ángulo de 90 grados.

Merece la pena destacar la fricción reducida en los segmentos de los pistones gracias al recubrimiento especial en las paredes de los cilindros. Además la bomba de aceite es de caudal variable lo que supone un beneficio de cara a la eficiencia.

Estos motores vienen equipados con sistema common rail que genera hasta 2.000 bar de presión de inyección.

Otro de los aspectos reseñables es la optimización del flujo de aire y la preparación de la mezcla de combustible a través de las entradas de admisión. Una de ellas cuenta con un diseño que genera una turbulencia, mientras que las salidas de escape se han modificado respecto al motor precedente, para reducir la resistencia al paso de los gases. De esta manera el motor 3.0 V6 TDI es más espontáneo y de respuesta más rápida, lo que ofrece una entrega de potencia más homogénea.

El diésel de producción más potente de Audi: el V8 4.0 TDI

Este motor de potencia de 320 kW (435 CV) y 900 Nm de par máximo entre 1.000 y 3.250 rpm es el diésel más potente de Audi. El 4.0 TDI cuenta con una cilindrada de 3.956 cm3, con las mismas cotas internas que el motor V8. Todo esto permite acelerar el Audi SQ7 de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, con una velocidad máxima limitada de 250 km/h. Sin embargo en el ciclo NEDC el V8 4.0 TDI consume sólo 7,6 – 7,2 litros de combustible por cada 100 km, con unas emisiones de CO2 de 198 – 189 g/km.

Este motor está diseñado como un biturbo con sobrealimentación secuencial. Cada uno de los turbocompresores suministra aire a ambas bancadas de cilindros. Al igual que otros motores en V de Audi, los turbocompresores se encuentran situados en el interior de la V que forman las bancadas, de forma que el corto recorrido del flujo de gases contribuye a una respuesta espontánea. Están controlados por el sistema Audi valvelift system (AVS).

El sistema common-rail genera hasta 2.500 bar de presión de inyección, lo que permite alcanzar al motor 4.0 TDI la alta potencia específica, manteniendo bajas las emisiones en el rango de carga parcial gracias a la atomización del combustible.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, así como la adaptación de nuestra oferta comercial, así como mejorar su experiencia de usuario en función de su perfil, basado en su comportamiento y sis preferencias personales, así como del uso que haga de los productos o servicios o de las páginas visitadas. Si continúa navegando y/o acepta el presente aviso, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies y nuestra Política de Privacidad.

Acepto